Planear localmente, pensar globalmente - SUSTENTUR

Planear localmente, pensar globalmente

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Este día mundial del medio ambiente resulta necesario reflexionar sobre las acciones que debemos tomar localmente en materia de cambio climático ante el reciente anuncio del presidente de los Estados Unidos de América de retirarse del Acuerdo de París. Esta noticia, aunque resulta difícil de digerir, los que vivimos en zonas vulnerables ante el cambio climático no podemos tomarnos mucho tiempo para analizarla o criticarla pues los retos que enfrentamos son muchos y requieren de acción.
La frase actúa localmente piensa globalmente cobra más sentido que nunca, sobre todo en el tema de adaptación al cambio climático, la cual es definida como las iniciativas y medidas encaminadas a reducir la vulnerabilidad de la sociedad y la susceptibilidad de los sistemas naturales, ante los efectos reales o esperados del cambio climático (IPCC, 2001).
Un primer paso que resulta necesario a nivel local es el contar con el Atlas de Riesgo de cada Municipio como base para la elaboración del Programa de Ordenamiento Ecológico Local y por último poder desarrollar el Plan de Desarrollo Urbano correspondiente, lo cual reduciría de manera importante los riesgos y perdidas que implican los eventos climatológicos, la elevación del nivel del mar, entre otros posibles efectos del cambio climático identificados por los expertos. El que la planeación de los Municipios se lleve a cabo en este orden asegura el uso sostenible de los recursos naturales, reduce la vulnerabilidad de la población y da cumplimiento a la Ley General de Cambio Climático y el marco jurídico aplicable en materia de planeación dando certeza jurídica a dichos instrumentos.
Se calcula que paso del huracán Wilma por Cancún en octubre de 2005 dejó pérdidas económicas de mil 800 millones de dólares, además de un aumento considerable en las primas de seguros.
El invertir en investigación e instrumentos de planeación adecuados basados en caracterizaciones reales de los ecosistemas, proyecciones climáticas, estudios de capacidad de carga y el aplicar metodologías adecuadas en la elaboración de dichos instrumentos, parecería lo mínimo a hacer después de la experiencia de Wilma.
La Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres celebrada recientemente en Cancún, nos demostró que existen un gran número de tecnologías y alianzas accesibles a los Municipios para poder planear con una perspectiva adecuada. La adaptación al cambio climático es tarea local, se requiere de liderazgo político para impulsar una ruta de planeación que realmente tenga como objetivo reducir la vulnerabilidad de la población y el deterioro de los ecosistemas de los que dependen nuestra salud y economía.
*Lic. Alejandra Serrano Pavón, especialista en Derecho Ambiental y Política Pública.

Relacionados

Videos Destacados

SUSCRÍBETE

Recibe todas nuestras noticias directo a tu correo.