Niparajá: 30 años de desarrollo social sustentable en Baja California Sur

Coastline, Proposed Biosphere Reserve, Sierra de la Giganta, Baja Peninsula, Isla San Jose, Sea of Cortez, Baja California, Mexico
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Qué sucedía en el mundo hace 30 años? Por citar un hecho, la primera cámara digital revolucionaba el mundo de la fotografía; mientras tanto, en La Paz, Baja California Sur, mujeres y hombres destinaban parte de su tiempo a recolectar basura en las playas de la Isla Espíritu Santo.

A lo largo de 30 años, las acciones de ese grupo de personas se formalizaron y consolidaron en La Sociedad de Historia Natural Niparajá A.C. la organización social enfocada en medio ambiente con mayor recurso humano en la región.

Niparajá, como se le nombra en corto, tiene un compromiso a largo plazo con el desarrollo social sustentable de Baja California Sur, y muestra de ello es su compromiso de conservar 7mil hectáreas de tierras adquiridas.

Durante estas tres décadas, alrededor de 200 personas han colaborado en el desarrollo de 18 proyectos a través de cuatro programas sobre los que nos habla su director ejecutivo, Francisco Olmos en entrevista para Sustentur.

Niparajá actualmente es referente en el desarrollo e implementación de instrumentos vanguardistas de conservación ambiental sustentada en ciencia y en la creación de modelos replicables de desarrollo social sustentable. Foto; Carlos Aguilera /Niparajá
¿Cuál es la historia detrás de la fundación de la Sociedad de Historia Natural Niparajá?

La Sociedad de Historia Natural Niparajá A.C. se fundó en 1990 como una organización de la sociedad civil, por un grupo de voluntarios de La Paz comprometidos con la protección del medio ambiente y un desarrollo ordenado de la sociedad.

En aquél entonces la inquietud que motivó a estos sudcalifornianos a organizarse fue limpiar las playas de la isla Espíritu Santo, ahora ya decretada como Parque Nacional.

Hace 30 años era muy recurrente encontrar zonas repletas de basura porque esta no se regresaba a donde pudiera ser manejada correctamente.

Así inician organizando varias limpiezas de playas, dunas y manglares dentro de la isla Espíritu Santo, con tal éxito que su motivación para seguir haciendo actividades de conservación ambiental en la región se formalizó y crearon la asociación civil, donde trabaja gente que vive aquí y que busca generar beneficios regionales.

¿Cómo describe la evolución de la organización en estos 30 años?

De ser una iniciativa ciudadana motivada por la degradación del entorno natural en la región, Niparajá actualmente es referente en el desarrollo e implementación de instrumentos vanguardistas de conservación ambiental sustentada en ciencia y en la creación de modelos replicables de desarrollo social sustentable.

Foto: Miguel Ángel de la Cueva

Alrededor del año 2001 se formalizó la primera iniciativa de la organización, de compra de tierras del mercado inmobiliario para destinar a la conservación ambiental, creando la Reserva Natural El Portezuelo. Actualmente cuenta con más de siete mil hectáreas certificadas ante la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) para tal fin, administradas a través de un programa de manejo que garantiza la preservación de los ecosistemas prioritarios que albergan.

Fue aproximadamente tres años después que se consolida nuestro trabajo con pescadores de la región en el Programa de Conservación Marina, que después se fragmenta para crear el Programa de Pesca Sustentable. Esto se realiza principalmente con el objetivo de dirigir el esfuerzo hacia las comunidades pesqueras de lo que nosotros denominamos el Corredor San Cosme a Punta Coyote (entre las ciudades de La Paz y Loreto) para el Programa de Pesca; mientras que el Programa Marino se especializa en promover y administrar correctamente las áreas naturales protegidas que contienen zona marina en nuestro estado.

Más recientemente se crea el Programa de Agua y Ciudad, el cual se enfoca principalmente en la cuenca de la ciudad de La Paz por presentar la situación más crítica en cuanto a la gestión y manejo del recurso hídrico; sin embargo, varias de las iniciativas se han replicado en otros municipios como Loreto y Los Cabos.

Somos la organización social enfocada en medio ambiente con mayor recurso humano en la región y con alianzas de más de 15 años de existencia que continúan fortaleciéndose. También somos promotores de generar la data científica necesaria para tomar decisiones que generen resultados medibles y cuantificables.

¿Cuál ha sido el proyecto más emblemático de la organización y por qué?

La conservación y manejo de una reserva natural privada de más de 7mil hectáreas. Lo que significa un compromiso a perpetuidad por la responsabilidad de mantener en estado saludable de conservación las tierras adquiridas, además de garantizar su manejo efectivo acorde a los lineamientos de la autoridad competente.

¿Cuál ha sido la clave para mantener un equipo sólido por tantos años? 

El diálogo, el reconocimiento del esfuerzo y dedicación de cada una de las personas que han colaborado de cualquier forma con la organización. Todos somos igual de importantes.

¿A lo largo de 30 años, qué aspectos han cambiado en la conservación de los ecosistemas?

La conciencia colectiva de que lo que es de todos es responsabilidad de todos usar sabiamente. De que el ser humano impacta su entorno, pero también puede ser detonante de mejoría colectiva, para el entorno y para sí mismo por consecuencia. De la importancia de una naturaleza sana para nuestra salud física y mental.

¿Cuáles son los principales indicadores de impacto positivo en las áreas de trabajo?

La confianza de la gente de las comunidades en las que trabajamos, lo cual no ha sido un proceso sencillo, ni garantizado. Es un intercambio constante en el que ambas partes continuamente renovamos los acuerdos y nos recordamos por qué estamos aquí, por qué buscamos un cambio, por qué creemos que puede ser mejor.

¿Cuál ha sido el papel de las mujeres en la organización?

Es una organización que desde su origen ha estado integrada en su mayoría por mujeres. Sin embargo, no existe un rol específico o definido, mujeres se han desempeñado en casi todos los puestos y niveles de la organización. De igual forma en las comunidades en las que trabajamos las mujeres son medulares para mantener la confianza que mencionamos pues naturalmente son las administradoras de los recursos. Su opinión y participación es trascendental.

¿Qué representa el turismo para las acciones de Niparajá?

El potencial del turismo como alternativa económica en las comunidades que trabajamos es una realidad, pero debe manejarse de forma que el núcleo comunitario y la identidad cultural de la región no se vean comprometidos.

El turismo responsable o ecoturismo para nosotros significa una experiencia donde tanto visitante como local intercambian tiempo, recursos, usos y costumbres que gratifican a ambas partes, económica y socialmente hablando. Donde la seguridad de las personas, pero también de los recursos naturales es considerada y costeada.

El turismo como una experiencia que enriquece, no que destruye.

¿Cómo consideran que ha cambiado la participación de la sociedad en general en la conservación?

Desde la cotidianidad de las redes sociales en todo nuestro hacer y pensar, la participación cívica y colectiva ha cambiado radicalmente. Sin embargo, la sociedad sudcaliforniana se ha caracterizado por manifestarse públicamente en más de una ocasión con causas como la conservación de Balandra como playa pública y por la conservación de la Sierra La Laguna en riesgo de destrucción por una mina a cielo abierto. Por lo que nos atrevemos a decir que la participación de la sociedad que nos alberga es activa, pues el entorno natural es de suma importancia para nuestro bienestar colectivo.

¿En cuáles Objetivos de Desarrollo Sustentable tiene mayor cumplimiento?

Mucho de nuestro trabajo se realiza en congruencia con varios de los objetivos de la Agenda 2030, en particular los siguientes:

Agua limpia y saneamiento: a través de nuestro Programa Agua y Ciudad hemos impulsado distintas acciones encaminadas hacia el cumplimiento de las mayoría de las metas de este objetivo, en particular el desarrollo e implementación del PAMIC como el primer esfuerzo conjunto para lograr un manejo integral del recurso desde la perspectiva de la cuenca, esto gracias al otro gran logro de obtener un lugar en la Junta de Gobierno del Organismo Operador Municipal; además de las múltiples campañas sociales para concientizar a la población sobre la crítica situación del recurso en nuestra ciudad y cómo participar como ciudadanos.


Ciudades y comunidades sostenibles: Igualmente gracias a las acciones de nuestro Programa Agua y Ciudad, promovemos la creación de espacios públicos urbanos recreativos y de esparcimiento donde se recupere, a través de la implementación de infraestructura verde, el repoblamiento de especies nativas que generen sombra natural, mantengan la calidad del suelo y permitan la infiltración de agua a nuestro acuífero aún dentro de la mancha urbana; lo que se traduce en la reducción de la temperatura en las zonas aledañas y la convivencia social sana y saludable en espacios seguros y familiares.


Producción y consumo responsables: De la misma forma nuestro Programa Agua y Ciudad ha colaborado desde su origen con la iniciativa ciudadana #Desplastifícate, por medio de la cual se logró publicar una reforma a la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LEGEEPA) estatal para regular la venta de plásticos de un solo uso en la industria alimenticia, impulsando así la reflexión colectiva sobre el consumo de este tipo de plásticos, pero, sobre todo sentando las bases para abordar esta problemática.


Vida submarina: Dos de nuestros cuatro programas han trabajado por más de quince años consecutivos en este objetivo. En el Programa de Conservación Marina colaboramos con las autoridades correspondientes y con los sectores de la sociedad para administrar sustentablemente las áreas naturales protegidas que incluyen zona marina en nuestro estado, lo que se traduce en monitorear las consecuencias de la implementación de este instrumento en los ecosistemas de las ANP, pero también, en promover el respeto de los programas de uso público correspondientes.

Paralelamente con nuestro Programa de Pesca Sustentable, gracias a la confianza de las comunidades con las que trabajamos y la colaboración con las autoridades pesqueras, logramos decretar la red de Zonas de Refugio pesquero en el Corredor San Cosme a Punta Coyote, las primeras del país y gracias a las cuales se sentaron las bases jurídicas para que este instrumento de conservación pueda ser implementado en otras costas de México.

Además, el manejo de las Zonas de Refugio garantiza que las comunidades se involucren en la administración de los recursos pesqueros, convirtiéndolos en los custodios de sus recursos naturales y brindándoles alternativas de desarrollo socioeconómico.


Vida de ecosistemas terrestres: La mayoría de los objetivos de la Reserva Natural El Portezuelo coinciden con las metas estipuladas para este objetivo de la Agenda 2030, pues dentro del manejo de la reserva se contempla el monitoreo de especies de flora y fauna lo que permite su gestión legal y con fines de conservación de las especies, evitando la caza y tráfico furtivos en la zona. Además de la conservación de corredores biológicos al restringir los impactos humanos dentro de la reserva y en particular en nuestra reserva garantizar el aprovechamiento sustentable de uno de los mayores reservorios de agua dulce en la región: las lagunas estacionales de Kakiwi.


¿Qué lección les deja la pandemia como organización?

Que la adaptación a cambios es una de nuestras mayores cualidades, que no hemos terminado de aprender, que juntos podemos enfrentar cualquier reto.

Datos complementarios

  • Número de proyectos: 18 a 20
  • Número de colaboradores a lo largo de 30 años: alrededor de 200 colaboradores entre personal y miembros del Consejo Directivo
  • Actual número de colaboradores: 30 personas
  • Misión: Conservar el patrimonio natural de Baja California Sur y promover el desarrollo sustentable de la región.
  • Visión: Baja California Sur es ejemplo de conservación de la naturaleza con una sociedad informada y comprometida.

Ángela Paredes Ortega

Ángela Paredes Ortega

Comunicóloga especializada en Turismo Sustentable/Sostenible. Creyente del poder de las historias para transformar el mundo. Creadora de este portal de noticias y Directora de Comunicación en Sustentur (empresa de consultoría). Co-organizadora del Sustainable & Social Tourism Summit. Migrante y resiliente por naturaleza.

Relacionados

Videos Destacados

SUSCRÍBETE

Recibe todas nuestras noticias directo a tu correo.