Vicente Ferreyra


Probablemente el primer pensamiento que tengan, en especial al leer esto en el mes del Mundial, haga referencia a si la Selección Nacional logrará pasar en este Mundial de Rusia a la ronda de cuartos de final. Pero no, no me refiero a eso.
En semanas recientes, en el marco del XVI Foro Nacional de Turismo, tuvo lugar un panel muy interesante acerca del futuro de los destinos turísticos.
Y una de las reflexiones más interesantes del Foro la hizo en dicho panel Fernando Olivera Rocha, secretario de Turismo de Guanajuato, al cuestionarse y hacer que nos cuestionáramos si nuestro país está listo para llegar a ser el quinto destino a nivel mundial en cuanto a llegada de turistas internacionales se refiere.
Y creo que es una pregunta muy válida, que todos nosotros necesitamos hacernos, y reflexionar en las implicaciones de llegar a más de 50 millones de turistas internacionales (que es lo que nos permitiría llegar al Top 5), o lo que es lo mismo crecer el turismo internacional 25% más de lo que hoy tenemos.
En el panel las reflexiones versaron sobre cuatro temas que les comparto en estas líneas:
El primero, saber si hay una estrategia de turismo que nos permita “futurear”, pensar en ese largo plazo, y generar acciones para alcanzar los objetivos del mañana; y la respuesta es no. Hace un año se realizaron una serie de foros para construir una Visión 2040 del Turismo en México, que fueron muy interesantes, pero quedaron, al menos hasta ahora, solo en conclusiones, no en estrategia.
El segundo, la infraestructura; y no solo es la construcción del nuevo aeropuerto tan polémico, hay que pensar en la modernización de otra infraestructura, como carreteras, puertos, trenes, cuartos de hotel, restaurantes, e incluso pensar en que debemos tener colaboradores preparados para atender a otros mercados en los cuales ya se piensa, como los chinos, hindúes y rusos, por mencionar solo algunos. Crecer la oferta al ritmo que se espera crezca la demanda requeriría cambios estructurales y políticas más agresivas de fomento a la inversión, y mucho, mucho trabajo de profesionalización del sector.
El tercero, por supuesto, el tema de seguridad. No sirve de mucho generar estrategias de promoción para atraer turistas y que no puedan recorrer el país ni salir de sus hoteles por la situación de seguridad en los destinos turísticos. El turismo de ‘guetos’, donde hay polarización de condiciones entre turistas y residentes, es y ha sido en muchas ocasiones un detonador de inseguridad.
Y el cuarto, el tema de la sustentabilidad y la gestión de destinos. ¿Dónde vamos a meter y cómo vamos a gestionar a estos 10 millones extra de turistas internacionales? ¿O a los mexicanos (de los cuáles no he hablado) que generarán más de 400 millones de viajes por nuestro país en el futuro? ¿Cómo lograr con ese crecimiento la sustentabilidad, la conservación y restauración del patrimonio y el beneficio local?
Y la pregunta vuelve a resonar: ¿Estaremos listos?
Vicente Ferreyra es Director de Sustentur. Cuenta con más de 15 años de experiencia en el diseño de estrategias de turismo sustentable para destinos, empresas y organizaciones en México y Latinoamérica.