Tendencias y perspectivas en turismo sustentable 2024 - SUSTENTUR

Tendencias y perspectivas en turismo sustentable 2024

tendencias turismo 2024
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En Sustentur, cada inicio de año, hacemos una revisión y publicación de las tendencias en turismo que marcarán la pauta durante los próximos meses.

Este 2024 hemos decidido publicar un poco más tarde, para poder aprovechar nuestra visita a FITUR y retomar (o comprobar) información actual sobre que viene para el turismo y traerles información de interés.

Entonces, ¿qué viene para 2024?:

Elecciones 2024, ¿qué esperar en turismo?

El turismo es un fenómeno altamente ligado a la geopolítica; las decisiones de los países pueden ser determinantes en el desarrollo del turismo, ya sea de entrada o de salida. Casi siempre pensamos en nuestras elecciones locales, pero este año habrá más de 40 países entrando a procesos electorales.

Por supuesto las de México y las de Estados Unidos (nuestros principales mercados) serán determinantes para el turismo en nuestro país, pero a nivel regional hay que considerar las de El Salvador en febrero, o las de Panamá y República Dominicana en mayo.

En México, estamos atentos a las propuestas de las y el candidato en materia de turismo y sustentabilidad, ya que a pesar de que ha habido avances, aún hay muchos retos que plantear al respecto de lograr un turismo sustentable y resiliente en el país, como se ha evidenciado en Sustentur.

Descarbonización + regeneración

Cambio climático seguirá siendo el gran tema a abordar, no solo en 2024 sino hacia adelante, aunque además de pensar en aquellas estrategias para disminuir y compensar las emisiones de CO2 del sector, se hablará y actuará mucho en temas de adaptación y regeneración de ecosistemas.

En México será un tema clave, ya que derivado de los compromisos adquiridos con la Declaración de Glasgow, varios estados mexicanos, entre ellos Guanajuato y Quintana Roo, publicarán sus Planes de Acción Climática; y en Centroamérica, Honduras dará mucho de qué hablar también con su Plan y acciones relacionadas al mismo. Sustentur, como firmante de este compromiso, ha dado pasos firmes al respecto.

Por último, el anuncio de que la celebración de la COP 30 de cambio climático se celebrará en Brasil, una ciudad amazónica (aunque eso sucederá hasta 2025), pondrá el ojo en la acción latinoamericana ya desde este año.

El sector privado, retos y oportunidades

Un día antes del inicio oficial de FITUR 2024, en el Foro de Exceltur, el sector privado mostró una preocupación y un interés ya muy consolidado por los aspectos ambientales y sociales relacionados con el turismo.

Asimismo, en los innumerables eventos de la FITUR, la sostenibilidad como eje para un mejor turismo estuvo presente; tal es el caso del panel organizado por ONU Turismo, en el que el sector privado presentó avances en materia de sustentabilidad en el tema de Cambio Climático.

También en el marco de la Feria de Madrid, se realizó la presentación de la 8va edición del Sustainable & Social Tourism Summit, el evento de turismo sustentable que ha marcado un antes y un después como espacio para el intercambio de experiencias y soluciones a realizarse del 3 al 6 de julio en León, Guanajuato.

Por otro lado, hay que mencionar que 2024 marca una cuenta regresiva de seis años hacia el límite de cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), donde el sector privado a través de sus acciones sociales, ambientales y de buen gobierno corporativo, tiene mucho por lo que trabajar.

Para 2024, en materia de Responsabilidad Social Empresarial veremos mayor difusión de prácticas sostenibles y transparencia, especialmente en sus acciones relacionadas con la acción climática; también habrá mucho mayor atención al cuidado de los colaboradores, no solamente desde la inclusión y diversidad al momento de la contratación, sino con recursos y acciones hacia el bienestar psicológico, la reducción del agotamiento y la retención de la plantilla laboral.

En materia de gestión de la sostenibilidad, durante 2024 se verá un mayor uso de la tecnología (inteligencia artificial, internet de las cosas, blockchain), para la agilización, monitoreo y automatización de procesos, aunque con mayor responsabilidad legal, protección de datos y copyright; también un mayor énfasis hacia la gestión de riesgos, mediante modelos más avanzados y precisos que permitan anticipar tanto posibles problemáticas como oportunidades; y la vinculación de iniciativas de sustentabilidad en toda la cadena de valor.

Como en años anteriores, pero ahora con más fuerza, la agenda de reducción de plásticos en el turismo seguirá siendo clave para el sector privado, y hoy más que nunca herramientas como la Guía Menos Plástico serán de gran valor para reducir impactos pero también costos en las empresas turísticas.

Así lo demuestra la participación de 45 hoteles de 9 países que con la asesoría de Sustentur aplicaron esta herramienta para eliminar, disminuir o sustituir plásticos innecesarios durante el proyecto Caribe Circular.

mar con plastico y peces alrededor

¿Qué comunicar o cómo hacerlo?

Y no es un tema sencillo para las empresas; la mercadotecnia ha sido utilizada para generar un consumo insostenible, y aunque todos hemos oído hablar del greenwashing, hoy conceptos nuevos como el greenhushign (ocultar deliberadamente información relacionada con las prácticas ambientales en las empresas), están en boca de muchas personas.

Pero entonces, ¿qué hacer cuando las tendencias de consumo van dirigiéndose hacia la sustentabilidad? En el Informe de Viajes Sostenibles 2023 de Booking.com se menciona que una de las principales preocupaciones de los viajeros es la protección del entorno, y están buscando empresas que ofrezcan opciones de viaje más sustentables, aunque en ocasiones no encuentran alternativas.

Hoy en día se vuelve importante que en las empresas turísticas existan estrategias y acciones de marketing que sean capaces de comunicar los valores de sustentabilidad que los productos turísticos poseen, y además, hacerlo en total armonía y coherencia; ¿cómo dar el primero paso? Aquí una solución.

Identificar lo que hacemos, no lo que decimos que hacemos, y potenciarlo, es la clave. Algunas acciones de marketing sustentable que se pueden implementar en la operación son: reducir la cantidad de impresos, cuidar que las imágenes o fotografías que usamos no vayan en contra de nuestros valores, eliminar el plástico y otros elementos (como el unicel) de nuestras promociones, y potenciar el consumo de insumos de promoción de comercio justo y consumo local.

Contar historias del turismo

Una vez identificados los valores de sustentabilidad surge el reto de como comunicar, incluso qué decir y que no. Suele pasar que las áreas de encargadas de marca y comunicación de las empresas se paralicen a la hora de elegir el contenido y los medios adecuados para comunicar a sus colaboradores, cadena de valor, clientes y la comunidad local por temor a críticas.

Contar historias desde una perspectiva más humana y menos comercial es la estrategia que muchos destinos turísticos y empresas (grandes o pequeñas) han aplicado para dar a conocer cómo el turismo sostenible, y las acciones de responsabilidad social puede cambiar vida y mejorar el entorno donde se desarrolla la actividad.

Independientemente del canal a través del cual se comuniquen las buenas prácticas, es indispensable poner a la persona en el centro de la historia y documentar esas acciones que desde el interior de las empresas turísticas se realizan a diario; ya no debemos mantener en secreto las lecciones que contribuyen a hacer del turismo un aliado del desarrollo ambiental, social y económico.

Turismo y género

No podemos seguir hablando de sustentabilidad en el turismo sin incorporar la perspectiva de género y cuestionarnos si estamos trabajando para impulsar empresas, organizaciones o instituciones más equitativas y sensibles a las desigualdades o brechas de género.

Según el Informe mundial sobre las mujeres en el turismo, se estima que el 54% de las personas empleadas en el sector son mujeres, sin embargo, esta representación se basa en puestos o actividades que siguen reproduciendo los estereotipos y roles de género, o en una participación poca representativa en puestos de dirección o de toma de decisiones.

A pesar de que las mujeres constituyen una amplia parte de la fuerza laboral de la economía turística formal, el sector “hospedaje y preparación de alimentos” es la quinta industria con mayor brecha salarial de género en donde las trabajadoras ganan 24% menos que sus compañeros (IMCO, 2022).

Pero incluir el enfoque de género no es exclusivo de mujeres; desafortunadamente aún no se visibiliza la representación y los retos que las personas no binarias o de la comunidad LGBTQI enfrentan dentro del sector por una cultura de discriminación que restringen la forma y oportunidades que tienen en los mercados laborales, o las distintas violencias que viven al igual que las mujeres.

En este sentido, se empiezan a promover con mayor fuerza distintos esfuerzos dentro del sector, como certificaciones o sellos internacionales y nacionales para empresas, que promueven políticas y prácticas teniendo en cuenta estas desigualdades. En Sustentur, estamos por lanzar nuestro curso de Turismo y género, que será en formato virtual en tiempo real. Si te interesa participar, puedes escribirnos aquí para darte más detalles.

El turismo cambia, nuestras competencias y habilidades también

Estamos asistiendo a una revolución en la forma en que individuos y organizaciones abordan la educación y el desarrollo de habilidades y competencias; hoy las empresas y organizaciones buscan herramientas “llave en mano», y la conformación de comunidades de aprendizaje.

Hemos identificado desde hace tiempo que no todas las personas aprendemos igual, por lo que hay que invertir en el desarrollo de plantillas y aplicaciones, que permiten a los usuarios personalizar su aprendizaje de acuerdo con sus necesidades y proyectos específicos, como lo hacemos en Sustentur Academy

Dicen que no hay mejor manera de aprender que viendo y aprendiendo de alguien que ya recorrió el camino que nosotros queremos andar; de ahí la importancia de desarrollar y gestionar comunidades de aprendizaje, es decir, personas u organizaciones con un mismo perfil que comparten conocimiento, pero sobre todo, soluciones.

Estas comunidades no solo fomentan la adquisición de conocimientos sino también el intercambio de experiencias y la colaboración entre sus miembros; en el caso de comunidades virtuales, las plataformas de aprendizaje están integrando características típicas de las redes sociales, como grupos de discusión, foros, y la posibilidad de compartir recursos y proyectos.

Por su parte, las redes sociales, también están integrando cada vez más secciones y funcionalidades para el aprendizaje; esta integración promueve una experiencia de aprendizaje más rica y dinámica, en la que los estudiantes no solo consumen contenido, sino que también contribuyen con sus propias ideas y aprenden de sus pares; los miembros de estas comunidades no solo se benefician de los materiales educativos disponibles, sino también de las aportaciones y sabiduría colectiva del grupo, enriqueciendo así su experiencia de aprendizaje y sus habilidades sociales y profesionales.

Y ustedes, ¿están ya preparados para estos retos de 2024? Desde Sustentur estaremos muy contentos de apoyarles.

** Este artículo colaborativo tuvo participación de Vicente Ferreyra, Wendy Santaolaya, Denisse Gamboa, Thalia Coria, Ángela Paredes y Alexandro Dupuis.

Sustentur

Sustentur

Primer portal de noticias especializado en Turismo Sustentable y Sostenible en México. Comunicando las buenas prácticas de empresas, destinos, gobiernos y organizaciones desde 2015.
Alianza por el Turismo azul

Relacionados

SUSCRÍBETE

Recibe todas nuestras noticias directo a tu correo.