A partir del 7 de octubre no estará permitido realizar actividades subacuáticas en el arrecife “Colombia” y la zona de “El Cielo”, conocida por sus aguas someras y la presencia de estrellas de mar.

Estas áreas marítimas se encuentran dentro del Parque Nacional Arrecifes de Cozumel, que al año recibe un millón 800 mil visitantes. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, (CONANP) calificó la acción como positiva y necesaria ante el avance de la enfermedad conocida como “Síndrome Blanco”.

El objetivo de esta estrategia es dar descanso a los sitios mejor conservados del Parque Nacional y contribuir a su recuperación ante el avance del “Síndrome Blanco”. A la par se están realizando otras acciones para atender la calidad del agua dentro del Parque Nacional.

Estas acciones son sustentadas por resultados de estudios científicos y técnicos realizados en conjunto con el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, con la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa, de organizaciones civiles y de la propia CONANP.

El valor de arrecifes

La preservación de los arrecifes y otros ecosistemas es de suma importancia para la biodiversidad y la economía de la isla. De acuerdo con estudios realizados por la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ), el 80% de la actividad de buceo y snorkel en Cozumel, se realiza dentro del Parque Nacional, de perderse atributos como la transparencia del agua y la biodiversidad, Cozumel perdería el 12% del turismo al año.

Durante la suspensión temporal, los sitios antes mencionados tendrán acciones de supervisión, vigilancia y monitoreo científico para garantizar que los objetivos de conservación del área se cumplan.