Con el objetivo de recordar a la sociedad la importancia que tiene la conservación de cada una de las especies existentes en la naturaleza, para evitar su desaparición, cada 24 de agosto se conmemora el Día Internacional de los Parques Naturales, según el calendario ecológico.
Estos espacios naturales encierran características naturales, espectaculares y únicas, las cuales incluyen lugares representativos.
Según datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), México posee 67 Parques Nacionales que abarcan una superficie de más de 16 millones 220 mil hectáreas. Es la segunda categoría con mayor superficie después de la de Reserva de la Biosfera y la primera por el número de áreas naturales que protege.

Parque Natural Isla Contoy, Quintana Roo. Foto: Internet.


La primera área natural protegida y la más reciente son Parques Nacionales, estamos hablando del Desierto de los Leones en el Estado de México, decretado en 1917 y el de Revillagigedo recategorizado apenas en junio de 2017.
Un Parque Nacional, de acuerdo con la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, se constituyen por ser zonas con uno o más ecosistemas de belleza escénica, valor científico, educativo, de recreo, su valor histórico, por la existencia de flora y fauna, por su aptitud para el desarrollo del turismo, o bien por otras razones análogas de interés general.
Nuestros Parques Nacionales gozan de la protección más alta ya que en ellos solo están permitidas actividades relacionadas con la preservación de los ecosistemas y de sus elementos, así como con la investigación, recreación, turismo y educación ecológicos.
Entre los Parques Nacionales más conocidos se encuentran: Bahía de Loreto, el Tepozteco, Huatulco, Isla Contoy, Iztaccíhuatl-Popocatépetl, Lagunas de Montebello, Palenque, Tulum, Cumbres de Monterrey, entre otros.