Vicente Ferreyra, director de Sustentur

Vicente Ferreyra, director de Sustentur


Esa es la pregunta que hoy, y seguramente cada vez más, muchos destinos turísticos se harán cuando empiecen a darse cuenta de que la llegada de turistas es inminente, o peor aún, es incontrolable.
Y la verdad (seamos sinceros), no hace falta haber hecho un doctorado en ciencias para darnos cuenta de ello; muchas veces, basta solamente con salir a la calle, o darse una vuelta a los atractivos de la zona, o simplemente mirar por la ventana de nuestra casa o apartamento para darnos cuenta de ello.
A algunos destinos aún no les pasa, a otros les pasa solo en temporadas específicas (fin de semana, la fiesta del pueblo, semana santa, verano, invierno) y algunos otros (cada vez más) lo sufren todos los días.
Pero como Deming decía que lo que no se mide no se puede mejorar, habrá que tener datos y estadísticas para ello; y vaya reto, porque los destinos son tan disímbolos unos de otros (no es lo mismo 10,000 turistas en un sitio con infraestructura para ello, que los mismos turistas en un poblado rural o un área protegida) y los retos de cada uno son diversos.
Pero el World Travel and Tourism Council – WTTC – (la autoridad en el mundo de los viajes y turismo, como ellos mismos se definen), ha generado una metodología inicial que nos ayuda a darnos cuenta de que tanto “sufrimos” de esta enfermedad de la postmodernidad que, de acuerdo con las tendencias, y si no hacemos nada al respecto, seguirá creciendo y generándonos fuertes problemas.
El WTTC, en su reporte “Coping with success, Managing Overcrowding in tourism destinations”, ha generado un primer acercamiento a una metodología que nos permite “medir” el grado de sobredensificación de los destinos. Claro, la medición se da con datos disponibles a nivel global, pero es un buen avance que nos acerca a las soluciones.
Así que, saquemos lápiz y papel, analicemos las siguientes variables, y veamos qué tanto estamos llegando a estos límites. Un destino está más propenso a sobredensificarse cuando:

  1. El turismo es muy importante para la economía: medido por la dependencia del PIB y del empleo hacia el turismo.
  2. Existen incrementos fuertes de turistas: cuando las estadísticas de llegada de turistas nacionales e internacionales ha tenido aumentos significativos.
  3. Hay alta densidad de turismo: cuando el número de visitantes por Km2 es alto en las 20 atracciones más mencionadas en Trip Advisor.
  4. La intensidad de turismo es alta: documentado cuando el número de turistas es más alto que el de residentes.
  5. La satisfacción del visitante es pobre: lo que se mide por el aumento de reseñas negativas en Trip Advisor.
  6. El destino es estacional: lo que quiere decir que hay grandes diferencias entre el número de asientos disponibles en temporadas altas y bajas.
  7. Hay concentración de atracciones: o poca diversificación, medido en el número de atractivos que la gente reseña en Trip Advisor; entre menos atractivos, la concentración y sobredensificación puede ser mayor.
  8. Hay contaminación: es decir, el aumento en las partículas de contaminación del aire es considerable.
  9. Existe riesgo a daño en edificios históricos: por el incremento en la llegada de turistas, a través de reseñas de Trip Advisor.

Bien dice el WTTC, este es SOLO un primer acercamiento al tema, y una metodología basada en datos disponibles, que debe ser la base para desarrollar otras metodologías a nivel destino.
Pero lo importante no es sabernos identificados con el problema, lo importante es qué soluciones damos al mismo.
Y de eso, de cómo lograr manejar la sobredensificación en el turismo, hablaremos en la próxima entrega.
A trabajar.
Vicente Ferreyra Acosta, director de Sustentur @vicenteferreyra