La Organización Mundial del Turismo (OMT), creó una guía con 23 recomendaciones para reducir el impacto de la COVID-19 en el turismo, cuyo objetivo es ayudar al sector turístico mundial, no sólo a recuperarse del reto, sino a mejorar por lo que hace énfasis en la transición a la economía circular.

Este plan de trabajo es el primer resultado del Comité Mundial de Crisis para el Turismo, constituido por la OMT con representantes de alto nivel del turismo y del sistema de las Naciones Unidas en su conjunto.

La OMT pide a los gobiernos que el turismo se sitúe en un lugar destacado de las políticas de recuperación y los planes de acción nacionales.

Estas recomendaciones específicas proporcionan a los países una lista de posibles medidas para ayudar a nuestro sector a mantener el empleo y apoyar a las empresas en riesgo en este preciso momento, afirmó el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili.

“El objetivo es mitigar el impacto en el empleo y la liquidez, proteger a los más vulnerables y prepararse para la recuperación; aspectos que deben ser nuestras prioridades clave”, refirió.

Reconociendo las realidades diversas de cada país, así como la naturaleza cambiante de esta crisis, el documento seguirá actualizándose.

En total, la nueva guía proporciona 23 recomendaciones sobre las que actuar, divididas en tres áreas clave:

Gestionar la crisis y mitigar el impacto: Es clave mantener el empleo, apoyar a los trabajadores por cuenta propia, asegurar la liquidez, promover el desarrollo de competencias y revisar los impuestos, tasas y normativas relacionados con los viajes y el turismo. Se toma en cuenta la probabilidad de que se produzca una recesión económica.

Acelerar la recuperación: Aquí el hincapié es en la importancia de proporcionar estímulos financieros, con políticas fiscales favorables, levantamiento de restricciones de viajes tan pronto como la emergencia sanitaria lo permita, flexibilización del régimen de visados, impulso al marketing y a la confianza de los consumidores, entre otras medidas, con el fin de acelerar la recuperación.

Prepararse para el mañana: El acento principal es la capacidad excepcional del turismo para liderar el crecimiento a escala local y nacional, por lo que es necesario prestar más atención a la contribución del turismo a la Agenda para el Desarrollo Sostenible y al fortalecimiento de la resiliencia, aprendiendo de las lecciones de la actual crisis.

La guía detalla los pasos a seguir en cada una de las tres áreas claves. Puede consultar el documento completo AQUÍ