Blindan Akumal para proteger especies

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Tortuga akumal

Desde al año 2015, diversos actores de la comunidad de Akumal trabajan por la conservación de sus principales recursos naturales; en abril de ese año, fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el «Acuerdo por el que se establece una Zona de Refugio Pesquero en aguas marinas de jurisdicción federal ubicadas en la zona de Akumal en el Estado de Quintana Roo». Dicho acuerdo marca un precedente importante en la conservación de Quintana Roo, ya que es el primer refugio pesquero establecido fuera de un Área Natural Protegida, y tiene por objetivo ordenar la actividad pesquera en la zona.

Seguido de este proceso, y dada importancia ecológica de la región y la problemática que existe en la zona por el aprovechamiento no extractivo de los atractivos, en especial por la actividad turística de nado con tortugas marinas (recordemos que en Akumal tienen un sitio de alimentación importante), actores locales presentaron a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales una propuesta para establecer una zona de refugio para especies marinas.

Después del análisis de la propuesta, el 07 de marzo de 2016, fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el «Acuerdo por el que se establece con el nombre de Bahía de Akumal el área de refugio para la protección de las especies», un instrumento que pretende que esta zona que abarca una superficie de 16,534 km2 en Akumal sea un sitio con aprovechamiento sustentable de sus recursos y regular la problemática ambiental de la zona.

Refugio Akumal

Dicho acuerdo representa un hito en la historia de la conservación de Quintana Roo por varias razones:

Primero, protege un espacio geográfico donde confluyen especies de improtancia ecológica tales como pastos marinos, tres especies de manglar, tres especies de tortuga marina y tres de arrecifes.

Segundo, es el primer instrumento a nivel nacional fuera de Áreas Protegidas que reconoce y protege uno de los activos más importantes de Quintana Roo: el Arrecife Mesoamericano; en especial, las especies de la Bahía que incluyen el coral cuerno de alce, cuerno de ciervo y los corales blancos o abanicos de mar.

Tercero, es una apuesta importante por ordenar una actividad turística hasta ahora poco responsable, de la mano de los actores locales, mediante medidas de control definidas en conjunto con autoridades de los tres órdenes de gobierno, empresarios turísticos, organizaciones de la sociedad civil y población local.

En una reunión de trabajo celebrada el 14 de abril y en la que estuvieron presentes el Delegado de SEMARNAT en Quintana Roo, José Luis Funes Izaguirre; el Director Regional de la Península de Yucatán y Caribe Mexicano, Ricardo Gómez Lozano; el Subprocurador de Recursos Naturales de PROFEPA, Ignacio Millán Escobar; la Delegada de PROFEPA en Quintana Roo, Carolina García Cañón; y el Secretario de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo, Carlos Rafael Muñoz Berzunza, se hizo saber a la población local del interés de trabajar coordinadamente para el desarrollo del Programa de Protección del Área de Refugio, cuya administración está a cargo de CONANP. Personal de PROFEPA, se comprometió a abrir una oficina regional que pueda trabajar coordinadamente en temas de vigilancia para el cumplimiento de las acciones derivadas de este Programa.

profepa akumal

Los asistentes, incluyendo organizaciones de la sociedad civil, empresarios turísticos y pobladores de Akumal, reconocieron la urgencia de trabajar en el ordenamiento de las actividades marinas y turísticas en el área, y su apertura a colaborar con las autoridades en la protección de estas especies prioritarias, en especial de su ícono más representativo, las tortugas marinas.

De esta forma, Akumal tiene el potencial de dejar de ser un sitio con problemas ambientales y sociales importantes, y posicionarse como un destino turístico sustentable de clase mundial, aprovechando de forma responsable sus atractivos turísticos.

Las autoridades invitaron a los asistentes a involucrase en el proceso de elaboración del Programa de Protección, y abrieron un periodo para recibir aportaciones en las oficinas de SEMARNAT y CONANP, que vence el 25 de abril. Posteriormente, se relaizarán mesas de trabajo temáticas para definir los lineamientos de conservación y aprovechamiento sustentable de las actividades en esta Área de Refugio.

Relacionados

SUSCRÍBETE

Recibe todas nuestras noticias directo a tu correo.