Ámsterdam pone un alto al turismo masivo y a Airbnb

alto al turismo masivo-amsterdam
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Ámsterdam, la metrópoli más popular de Países Bajos -en el continente europeo-, se convierte en la primera ciudad en el mundo en limitar el número de turistas.

La ciudad estableció una cuota turística con un límite máximo de 20 millones de pernoctas al año. Con ello desea reducir en al menos un 10% el número de estancia por noche y frenar así la elevada carga del turismo de masas.

De acuerdo con la información que difundieron diversos medios alemanes, la acción fue resultado de una iniciativa ciudadana.

Las versiones periodísticas indican que el número de turistas eran simplemente demasiados para los residentes de Ámsterdam, quienes vivían con multitudes en el barrio rojo y basura en las calles.

Unos 30,000 residentes de la ciudad habían exigido que se limitara el turismo a un máximo de 12 millones de pernoctas al año. Sin embargo, la ciudad fijó el límite superior en 20 millones.

Ámsterdam de noche.

En 2019, hubo casi 22 millones de noches de turismo en Ámsterdam, pero debido a la pandemia, el turismo se ha hundido totalmente. 

Una vez al año, la ciudad tiene que presentar el número de pernoctas de acuerdo con la nueva normativa. 

En cuanto se supere el valor máximo, las autoridades se comprometen a intervenir: las posibles medidas son el aumento de la tasa turística y las restricciones al alquiler de habitaciones privadas a través de Airbnb, por ejemplo.

Las medidas contra el turismo de masas no son nuevas. La ciudad ya introdujo el impuesto sobre las camas más alto de Europa y endureció drásticamente las normas para plataformas como Airbnb. 

Los supermercados de la zona roja no pueden vender alcohol de jueves a domingo. Además, los visitantes se cuentan con la ayuda de cámaras y si hay demasiada gente en los callejones, se acordonan. 

También se estudia la posibilidad de trasladar gran parte de la prostitución del barrio rojo a la periferia y de prohibir la venta de drogas a los turistas en los cafés.

Norma Anaya

Norma Anaya

Estudié Periodismo y Comunicación en la UNAM. Por más de tres décadas he transitado por periódicos, TV, radio, revistas, medios digitales, locales, nacionales e internacionales en una de las mejores "escuelas": el Caribe Mexicano, foco de información para el mundo. De ahí mi particular interés por las empresas y los negocios vinculados al turismo y, desde luego, la sustentabilidad en el sector.

Relacionados

Videos Destacados

SUSCRÍBETE

Recibe todas nuestras noticias directo a tu correo.