Recorrido por los 23 nuevos sitios mejor conservados del mundo


El Consejo Internacional de Coordinación del Programa de la UNESCO sobre el Hombre y la Biosfera, reunido en París del 12 al 15 de junio, añadió hoy nuevas reservas, cuatro ellas transfronterizas a la Red Mundial de la UNESCO. Doce reservas ya existentes fueron objeto de una extensión en su territorio o un cambio de nombre.
Por otra parte, 20 reservas (tres en Bulgaria y 17 en Estados Unidos) abandonaron voluntariamente la Red a pedido de los Estados respectivos. En el caso de Bulgaria, se trata de las reservas de Dupkata, Kamthia y Kupena. En el de Estados Unidos, son: Islas Aleutianas, Beaver Creek, Cordillera Costera de California, Carolinian South Atlantic, Llanuras Centrales, Croam, Desierto, Fraser, H.J. Andrews, Hubbar Brook, Área Natural de Investigación de Konza Prairie, Land between the lake, Niwot Ridge, Noatak, Stanislas-Tuolumne, Three Sisters e Islas Vírgenes.
Las reservas de biosfera son lugares de aprendizaje del desarrollo sostenible en los que se concilia la conservación de la biodiversidad con el uso sostenible de los recursos naturales. Cada año, el Consejo Internacional de Coordinación del programa, compuesto por representantes de 24 Estados Miembros de la UNESCO, se reúne para ampliar la Red a partir de las candidaturas recibidas. El Programa sobre el Hombre y la Biosfera, creado por la UNESCO a principios de los años 1970, es un programa científico intergubernamental cuyo objetivo es mejorar las relaciones entre los habitantes del planeta y su medio ambiente natural.
Las nuevas reservas de biosfera son:

Reserva de Biosfera del Río Mono (Benin) – Situado al sudoeste del país, este sitio abarca ecosistemas como manglares, zonas húmedas, sabanas y bosques. Los animales emblemáticos de la diversidad biológica de la reserva son los manatíes o vacas marinas, los hipopótamos y dos especies de simios. Unas 180.000 personas pueblan el sitio y viven fundamentalmente de la ganadería, la pesca y la producción a pequeña escala de aceites de palma y de coco.

Reserva de Biosfera del Río Mono (Togo) – Situado al sudeste del país, este sitio comprende ecosistemas costeros, manglares, zonas húmedas, bosques y llanuras inundables. La población del territorio de la reserva, que se cifra en 1.835.000 habitantes aproximadamente, cultiva palmas y cocoteros destinados a la producción a pequeña escala de aceites, y también se dedica a la ganadería y la pesca. Cabe señalar, además, que la presencia diseminada de bosques y árboles sagrados atestigua la vitalidad duradera de las prácticas culturales tradicionales de los habitantes del sitio.

Reserva de Biosfera Transfronteriza del Río Mono (Benin y Togo) – Situada al sudoeste de Benin y al sudeste de Togo, esta reserva de biosfera transfronteriza del Río Mono abarca una superficie de 346.285 hectáreas y une las reservas nacionales del mismo nombre situadas en Benin y Togo. El territorio del sitio se extiende por la llanura aluvial, las orillas y las zonas del delta de ese curso de agua y comprende una gran variedad de paisajes y ecosistemas, en particular manglares, sabanas, lagunas, llanuras inundables y bosques, entre los que figuran bosques sagrados. El sitio de la reserva alberga una población de unos dos millones de habitantes que se dedican principalmente a la agricultura a pequeña escala (palmas aceiteras y cocoteros), el pastoreo, la silvicultura y la pesca.

Reserva de Biosfera de Savegre (Costa Rica)

Reserva de Biosfera de Savegre (Costa Rica) – Situada en la costa del Pacífico Central, a unos 190 km de San José, la capital del país, esta reserva posee una gran biodiversidad ya que alberga el 20% de la flora, el 54% de los mamíferos y el 59% de las aves de Costa Rica. La población del sitio se cifra en unos 50.000 habitantes, que se dedican principalmente a la agricultura y la ganadería. Los cultivos agrarios son importantes en las zonas de gran altura y comprenden sobre todo plantaciones de manzanos, granados y aguacates. En los últimos años el turismo ecológico ha cobrado auge y se ha convertido en una fuente de desarrollo socioeconómico de la región.

Reserva de Biosfera de Moen (Dinamarca) – Este sitio tiene una superficie de 45.118 hectáreas y se compone de un conjunto de islas e islotes del sur del mar Báltico que poseen bosques, praderas, pastizales, tierras húmedas, zonas costeras, lagunas y colinas escarpadas. En el territorio de la reserva de biosfera hay algunos pueblos pequeños, explotaciones agrícolas diseminadas y zonas residenciales donde viven unos 45.000 habitantes. Las principales actividades económicas de la población son el comercio, la agricultura, la pesca y el turismo.

Reserva de Biosfera Transfronteriza de Bosques de Paz (Ecuador y Perú) – Situado al sudoeste del Ecuador y al nordeste del Perú, este sitio tiene una superficie total de 1.616.988 hectáreas. Abarca territorios de los contrafuertes de los Andes Occidentales cuya altura puede alcanzar hasta 3.000 metros, lo que hace que la reserva posea una diversidad biológica con un elevado índice de endemismo. El sitio cuenta con bosques secos estacionales del Ecuador y el Perú que forman el núcleo de uno de los lugares del mundo más importantes para la diversidad biológica: la región endémica de Tumbes. Esta región alberga 59 especies endémicas, entre las que hay 14 en peligro de extinción. La población de la reserva se cifra en unos 617.000 habitantes que viven esencialmente de la ganadería y el turismo.

Reserva de Biosfera del Bosque de Majang (Etiopía) – Situada al oeste del país, esta reserva de biosfera comprende bosques de montaña que se encuentran en una de las zonas más fragmentadas y amenazadas del mundo. En el paisaje del sitio se pueden observar numerosas zonas húmedas y pantanosas. Por encima de los 1.000 metros de altura la vegetación se compone principalmente de helechos y bambúes, mientras que en las zonas más bajas predominan las palmeras. La gran diversidad biológica de esta región la patentizan sus 550 especies de plantas, 33 de mamíferos y 130 de aves. La población del territorio de la reserva se cifra en unos 52.000 habitantes.

Reserva de Biosfera de Tepilora, Rio Posada y Montalbo (Italia) – Situada en la isla de Cerdeña, esta reserva de biosfera tiene una superficie de más de 140.000 hectáreas. Al oeste comprende varias zonas montañosas y al este una faja de tierra llana, cursos de agua y zonas costeras. Unas 50.000 personas viven en este sitio, que abarca también el macizo de Montalbo.

Reserva de Biosfera de Sobo, Katamuki y Okue (Japón) – Este sitio forma parte del macizo montañoso de Sobo-Katamuki-Okue y se caracteriza por la presencia de elevaciones abruptas. Los bosques cubren el 85% de las 243.672 hectáreas de la reserva, que es un lugar de gran importancia para la biodiversidad de la región. La población del sitio no excede los 100.000 habitantes y obtiene sus medios de subsistencia gracias a la agricultura o la explotación de recursos forestales (producción de madera y carbón, cultivo del champiñón “shiitake”, etc.).

Reserva de Biosfera de Garden Route (Sudáfrica) – La importancia de esta reserva, en general, y la del estuario de Knysna, en particular, son cruciales para la conservación de la biodiversidad floral de la provincia de El Cabo. El sitio tiene una superficie de 698.363 hectáreas y una población de más de 450.000 habitantes. La parte oriental de la reserva se caracteriza por la presencia de zonas húmedas, donde las actividades agrícolas y el desarrollo urbano podrían tener repercusiones nefastas para el medio ambiente. La fauna del sitio es muy diversa y comprende algunas especies de grandes mamíferos, como elefantes, rinocerontes y búfalos.

Reserva de Biosfera de la Selva Negra (Alemania) – Situada al sur del país, esta reserva de biosfera posee cadenas montañosas de escasa altura, bosques a los que se han aplicado técnicas de silvicultura, llanuras bajas, praderas de montaña y turberas. La superficie total del sitio se cifra en 63.325 hectáreas, de las cuales un 70% son boscosas. En la región viven 38.000 personas que han sabido conservar sus tradiciones culturales y mantener actividades artesanales importantes. El fomento del turismo sostenible en la zona es muy considerable.

Reserva de Biosfera de San Marcos de Colón (Honduras) – Este sitio de 57.810 hectáreas de superficie se halla a unos kilómetros de la frontera con Nicaragua. Su altura varía entre 500 y 1.700 metros. Alberga una importante diversidad biológica y varias especies endémicas de animales. En el perímetro de la reserva hay 18 pueblos en los que viven 26.350 personas. Las principales actividades productivas de la reserva son: la horticultura, la fruticultura, la floricultura, la caficultura, la ganadería y la producción lechera. La región es reputada por sus productos de guarnicionería (cinturones, botas, arreos para cabalgaduras, etc.).

Reserva de Biosfera de Minakami (Japón) – Este sitio abarca una línea de crestas de 2.000 metros de altura que constituye la principal divisoria de aguas de la isla de Honshu. La gran diversidad biológica y cultural de la reserva se debe a las diferencias considerables que se dan entre el medio ambiente de las vertientes orientales y occidentales, así como entre las zonas montañosas y las de escasa altura. La extensión de la reserva se cifra en 91.368 hectáreas y su población en más de 21.000 habitantes. Las actividades humanas principales son la agricultura y el turismo.

Reserva de Biosfera de Altyn Emel (Kazajstán) – Esta reserva de biosfera engloba el Parque Nacional Estatal de Altyn Emel, una de las zonas protegidas del país que tiene una gran importancia para la preservación de la diversidad biológica de la región. El sitio posee un gran número de plantas endémicas y los paisajes de su territorio comprenden zonas desérticas, bosques ribereños de la llanura inundable del río Ili, bosques frondosos, bosques de coníferas y pantanos salobres. La región cuenta con unos 4.000 habitantes que viven de la agricultura, la ganadería y el turismo ecológico y recreativo.

Reserva de Biosfera de Gadabedji (Níger) – Situada en el centro del país, esta reserva se extiende por un territorio de 1.413.625 hectáreas. Alberga un conjunto variado de sabanas, depresiones, fosas y dunas de arena. El sitio cuenta con una fauna de mamíferos entre los que destacan las gacelas dorcas, los zorros pálidos y los chacales dorados. Los casi 20.000 habitantes de la reserva pertenecen a dos grupos étnicos principales: los tuaregs y los fulani. Su modo de vida es el nomadismo y su actividad principal el pastoreo.

Reserva de Biosfera de Castro Verde (Portugal) – Situada al sur du Portugal, en el interior de la región del Bajo Alentejo, esta reserva de biosfera tiene una superficie de unas 57.000 hectáreas y en ella se encuentra la estepa cerealista más importante del país, que constituye uno de los paisajes rurales más amenazados de la región mediterránea. Su flora se caracteriza por un alto grado de endemismo y su fauna comprende unas 200 clases de pájaros, entre los que destacan aves esteparias como la avutarda y especies endémicas como el águila imperial ibérica, una de las aves de presa que mayor peligro de extinción corre en el mundo. La población del sitio se cifra en unos 7.200 habitantes, que viven sobre todo de la producción extensiva de cereales y de la cría de ganado.

Reserva de Biosfera de Jakassky (Federación de Rusia) – Situada en el núcleo central del continente eurasiático, esta reserva de biosfera posee una rica biodiversidad y el 80% de su superficie de casi dos millones de hectáreas está cubierta por los bosques boreales de la taiga. La población del sitio se cifra en unos 5.500 habitantes permanentes, que viven de actividades como la explotación sostenible de los bosques, la agricultura, la apicultura y el turismo.

Reserva de Biosfera Transfronteriza del Gran Altai (Federación de Rusia y Kazajstán) – Esta reserva está integrada por dos sitios: el de Katunskiy (perteneciente a la Federación de Rusia, que fue declarado reserva de biosfera el año 2000) y el de Katon-Karagay (perteneciente a Kazajstán, que fue declarado reserva de biosfera en 2014). Entre las actividades humanas realizadas en el territorio de este sitio de más de un millón y medio de hectáreas, cabe destacar la ganadería, el pastoreo, la cría de ciervos, la producción de forraje y la apicultura. El turismo, la caza, la pesca y la recolección de productos forestales no leñosos son actividades bastante extendidas también.

Reserva de Biosfera del Jebel Al Dair (Sudán) – Esta reserva abarca uno de los últimos territorios de rica biodiversidad que subsisten en la región semiárida de Kordofán del Norte. Se trata del macizo montañoso de Al Dair, que posee bosques y parques de sabana seca, ecosistemas forestales y una red de arroyos. El sitio cuenta con 112 especies vegetales, la mayoría de las cuales se usan como remedios medicinales o perfumes. También posee 220 especies de aves y 22 de mamíferos y reptiles.

Reserva de Biosfera Transfronteriza de La Selle y Jaragua-Bahoruco-Enriquillo (Haití y República Dominicana) – Esta reserva agrupa el sitio de La Selle, situado en Haití, y el de Jaragua-Bahoruco-Enriquillo, situado en la República Dominicana, que fueron declarados reservas de biosfera en 2012 y 2002, respectivamente. Ambas reservas poseen corredores ecológicos separados por la frontera política y administrativa existente entre los dos países. Su agrupación facilitará una mejor gestión del medio ambiente.

Reserva de Biosfera de Karatau (Kazajstán) – Esta reserva está situada en la parte central de la dorsal montañosa de Karatau, que es una ramificación noroccidental de la cordillera del Tian Shan, una de las cadenas montañosas más grandes del mundo. Su superficie total se cifra en unas 151.800 hectáreas y su población en 83.000 habitantes aproximadamente. El sitio constituye un complejo natural de gran importancia para la conservación de la biodiversidad del macizo occidental de la cordillera del Tian Shan. Karatau ocupa el primer puesto entre las regiones del Asia Central por el número de sus especies endémicas. La economía de la región se basa esencialmente en la ganadería bovina, la agricultura y el turismo ecológico y recreativo.

Reserva de Biosfera de Itaipú (Paraguay) – Situada al este del país, esta reserva tiene una superficie superior al millón de hectáreas. Abarca una zona boscosa subtropical aún denominada Bosque Atlántico del Alto Paraná. Es uno de los ecosistemas más importantes para la conservación de la diversidad biológica a nivel mundial, debido al elevado número y la gran riqueza de sus especies endémicas, así como a su cubierta vegetal primigenia. Alberga poblaciones de grandes predadores –arpías, jaguares y pumas– y de grandes herbívoros como el tapir. La población permanente de la reserva se cifra en unos 450.000 habitantes.

Reserva de Biosfera de Indawgyi (Myanmar) – El Indawgyi es el mayor lago de agua dulce del país. La reserva tiene una superficie de 133.715 hectáreas y abarca una gran zona lacustre abierta, zonas de vegetación flotante, un bosque pantanoso y praderas inundables estacionalmente. Las colinas que rodean el lago están cubiertas por frondosos bosques subtropicales húmedos que albergan especies de aves y de mamíferos de zonas boscosas, como primates. La población local obtiene lo esencial de sus ingresos gracias a las explotaciones agrícolas ribereñas del lago.

Reserva de Biosfera de la Bahía de Kizlyar (Federación de Rusia) – Esta bahía, que es una de las más grandes del Mar Caspio, se halla en una de las rutas migratorias de aves más importantes del continente eurasiático. Posee diversos ecosistemas marinos y costeros, una zona de estepa desértica, poblaciones de animales en peligro de extinción –como la foca del Caspio– y numerosas especies de aves y esturiones. Tiene una superficie de 354.000 hectáreas y una población permanente de unos 1.600 habitantes que viven de actividades agrarias (pastoreo y producción de forraje), así como de la pesca, la caza y el turismo.

Reserva de Biosfera de Metsola (Federación de Rusia) – Situado en la frontera de Finlandia, este sitio engloba la reserva de Kostomukshsky y uno de los bosques intactos más antiguos de la taiga del norte y noroeste de Rusia. La reserva tiene una superficie de 345.700 hectáreas y una población de unos 30.000 habitantes. Los bosques de la taiga septentrional son esenciales para la reproducción de un gran número de especies de aves. La población local vive de la silvicultura, la agricultura, la pesca, la caza y la recolección de productos forestales no leñosos.

Reserva de Biosfera de Backo Podunavlje (Serbia) – Situado al noroeste del país, este sitio tiene una superficie de 176.635 hectáreas y abarca las zonas aluviales de la parte central de la llanura del Danubio, en las que hay llanuras inundables y vestigios históricos de paisajes modelados por asentamientos y actividades agrícolas del ser humano. En la llanura danubiana hay bosques y zonas húmedas aluviales, pantanos, cañaverales, hábitats de agua dulce y bosques inundables. Los 147.400 habitantes del sitio viven esencialmente de la agricultura, la silvicultura y la industria.

Comparte esto

Junio 15th, 2017

Noticias Recientes

Lanza OMT campaña por un turismo responsable

En el marco del Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, 2017, la Org...

Marketing, comunicación y turismo, ¿quién se hace responsable?

¿Qué responsabilidad tienen quiénes comunican el turismo desde la oferta hasta la deman...

Unen esfuerzos por el desarrollo sustentable de Holbox

Con la participación de los tres órdenes de gobiernos, empresarios, y sociedad civil que...

¿Quiéres trabajar en el nuevo Hotel Xcaret?, este es el momento

Con la apertura de su nuevo Hotel Xcaret México, Grupo Experiencias Xcaret inicia su etap...

Costa Rica lanza Política Nacional de Responsabilidad Social

San José, 22 de junio del 2017. Con el fin de brindar un aporte al desarrollo sostenible ...